Los caminos para el desarrollo de la moda sostenible y circular en Perú

Por Rémi Norrito, comunidad OuiShare Perú

Blog personal: https://reminorrito.wordpress.com/

Este trabajo hace parte del proyecto Ayni Forum desarrollado por Ouishare Perú. El Ayni Forum pretende ser inspirado por las culturas originarias del Perú para diseñar y repensar proyectos que respondan a los desafíos actuales. Este primer articulo es resultado de una investigación en el sector actual de la moda que busca construir puentes con las prácticas ancestrales de las comunidades peruanas. Es un punto de partida, una base que podremos utilizar para seguir investigando, crear nuevas colaboraciones entre sectores y pensar nuevos proyectos.

2020 es el segundo año del “No buy year challenge”. De origen anglosajón, es un desafío que se volvió viral para usar el dinero en cosas que realmente necesarias eliminando las compras superfluas. La moda convencional y en particular el “fast fashion” son sectores que están particularmente en la mira de los seguidores de este desafío, y tiene una acogida creciente en países occidentales “gracias” a la crisis global del COVID-19. Podemos vivir semanas sin hacer “shopping” y, a pesar de que tiene consecuencias desastrosas a nivel económico y social, damos un respiro a la naturaleza.

La moda, un sector objeto de criticas merecidas


El “fast fashion” promovido por las más grandes marcas es tan depredador a nivel social y ecológico que actores que proponen una alternativa al sector dominante de la moda son más ahora visibles. La tragedia en una fábrica de ropa en Bangladesh en 2013 donde murieron más de 1,100 personas del sector textil reveló ante la opinión pública la situación preocupante de las condiciones laborales y sociales de los obreros (muchas veces obreras) de las grandes marcas occidentales. Toda la cadena del proceso industrial está afectada por estas prácticas. La descomposición de la cadena responde en una búsqueda de la mayor rentabilidad posible sin preocuparse de las condiciones laborales de sus proveedores.

La desintegración vertical de la cadena industrial permite a las grandes marcas también evadir su responsabilidad en cuanto al impacto ambiental de su industria. Así debemos recordar que el mundo de la moda es la segunda industria más contaminante del mundo después de la petrolera. Aquí van algunos datos interesantes en cuanto al impacto de la moda sobre el medioambiente: los tintes y el tratamiento textil contaminan entre el 17% y el 20% del agua dulce a nivel global, el algodón es la primera planta en termino de insecticidas y pesticidas utilizadas (el 24% y el 11% del total respectivo a nivel global), la industria textil es responsable de 1,2 billones de CO2 al año, más que la industria aérea y el transporte marítimos juntos.

Si no fuera todo, el fast fashion ha creado el concepto de “perpetua insatisfacción” en la moda. El cambio muy rápido de las colecciones crea un efecto de necesidad entre los consumidores y amplifica la compra impulsiva. Adicionalmente, la necesidad de estar siempre a la moda genera una insatisfacción imposible a contentar en los consumidores más vulnerables, los adolescentes y jóvenes adultos.

Un sector que busca su redención


La moda actual tiene un pasivo muy condenable, pero ¿deberíamos condenar a todo el sector de la moda? Obviamente que no. Se han desarrollado propuestas alternativas como la moda sostenible, el low fashion o también la moda circular. En palabras de Vania Tafur, profesora en Chio Lecca, la moda sostenible es el futuro de la industria, a la vez por un tema medioambiental y social pero también porque el consumo masivo en la moda ha llegado a su tope, la naturaleza y la humanidad no pueden soportar más las consecuencias del fast fashion. Se debe cambiar totalmente el modelo de negocio.

La industria de la moda según Ester Xicota tiene dos vertientes para ser sostenibles. Por una parte debe generar menos impacto negativo en la sociedad. Esta primera vertiente la podemos llamar moda sostenible. La moda sostenible puede utilizar recursos menos dañinos para el medioambiente como la utilización de fibras naturales (algodón orgánico), o materiales reciclados (plástico) o que no utilice más químicos durante el proceso de teñido. La moda sostenible puede también actuar a nivel de la responsabilidad social, mejorando las condiciones laborales de sus empleadores. La moda sostenible debe intervenir en una o más etapas del proceso de fabricación de la pieza, aunque sigue teniendo el proceso linear de la moda tradicional.

La segunda vertiente no solo disminuye los impactos negativos de la moda sino también busca en generar un impacto positivo. Esto supone cambiar de paradigma en el sector de la moda. Esto se entiende generalmente como moda circular, proveniente del concepto de economía circular. Así, en las palabras de Ester Xicota, la economía circular no ve limites sino como el ecosistema en el cual debemos florecer. La industria de la moda debe ahora trabajar con este paradigma. Así, por ejemplo, se busca procesos de producción regenerativos, incluir social y económicamente a todos los actores involucrados en el proceso y eliminar el concepto de residuos por el de recursos en cada paso de la cadena y esto hasta el producto final.

La moda circular abarca unos principios más ambiciosos Fuente: https://www.seampedia.com/sostenibilidad-y-moda-circular/

Repensar la moda y su rol en la sociedad

Sin embargo, la moda sostenible e incluso la moda circular son insuficientes porque no ponen en cuestión las raíces del problema, es decir el sobre consumo del sector de la moda. Así un estudio realizado por Quantis calculó que si la industria del textil logra a reciclar el 40% de las fibras en 2030, ésta acción solo reduciría sus emisiones entre un 3% y un 6%. Esto es muy lejos para tener una industria realmente sostenible y lejos de ser circular.

El crecimiento del consumo de la moda misma (rotación por temporada), el aumento de la población y de su poder adquisitivo hace que incluso eliminando el fast fashion, la moda no puede sostenible. Además, la inclusión de los costos sociales y ambientales reales en la industria de la moda que actualmente están “externalizados” (alta contaminación y explotación laboral) subirán los precios de la ropa lo que implicará un sector totalmente diferente. Adicionalmente, la crisis sanitaria actual nos muestra la poca resiliencia de nuestro mundo globalizado e interconectado, haciendo aún más difícil una producción futura a escala global. Adicionalmente, la industria tendrá que adaptarse a futuros escenarios del cambio climático que afectará duramente el cultivo del algodón, la crisis del petróleo, que sin encontrar hasta ahora un substituto tan eficiente, dificultará también sostener un modelo de negocio que hace viajar por el planeta entero sus productos.

Así que, frente a estos retos, volver a la escala local y nacional es más coherente y permite mayor resiliencia. No se necesita reinventar la rueda, sino volver a lo original, los significados y propósitos de la ropa para una comunidad y sociedad. Es decir, salir de su aspecto puramente industrial, comercial y hiper consumista. La moda existió mucho antes que la sociedad de consumo. Debemos volver a resaltar su carácter artístico, social y popular.

La moda étnica, una pista para la moda circular del Perú


Hay un tipo de moda que no hemos abordado aún es la moda étnica. La pregunta que nos surge a esta etapa del análisis es ¿cómo sería una moda que combine la moda circular con la moda étnica en el Perú?

El Perú y más generalmente los países latinoamericanos cuentan con una increíble diversidad de culturas originarias, a lo largo de los Andes pasando por la costa pacifica y sin olvidar la zona amazónica. Se propone así mirar hacia nuestras raíces y nuestros orígenes, lo que las comunidades originarias del Perú pueden ofrecer a la moda actual.

El vestuario de los pueblos originarios trae consigo la historia de su pueblo y diseños de su comunidad. Es una herramienta de construcción social y comunitaria. Los diseños también tienen mensajes políticos, de resistencia frente a la colonización europea, como es el caso de las polleras. Tiene también una función de distinción individual, representando el nivel social de la persona, su estatuto marital, si es soltero, casado, viudo, etc.

En nuestro mundo moderno, si bien la moda puede ser una herramienta para mostrar la pertenencia a un grupo social especifico (punk, urbano, hippies, o clase alta etc.) los estilos de moda incitan sobre todo los consumidores a copiar los estilos de las estrellas mediáticas y globalizadas. Es lo que la sociología denomina la expansión vertical del grupo de referencia. En ese sentido, ya no se viste según quien se es o según el grupo social al cual se pertenece sino con referencia a las estrellas que se idealizan. El estilo de vestimenta puede responder también a una presión institucional en ciertos sectores laborales por ejemplo (traje y corbata o falda en bancos, universidades). Sin olvidar que uno guía también sus decisiones por las ofertas y promociones constantes de las grandes marcas. Una moda inspirada por la cultura originaria peruana podría inspirar nuevas formas de uso la moda.

Por otra parte, las comunidades originarias del Perú nos pueden también aportar sus técnicas y prácticas ancestrales mucho más respetuosas del medioambiente que las actuales. Las fibras que utilizan son naturales, de origen animal (alpaca) o vegetal (algodón). Igualmente, las técnicas de teñidos se obtienen de recursos naturales y permiten una variedad de color y de resistencia increíbles. Se puede investigar proceso intermediarios entre lo manual antiguo y lo industrial actual para ser a la vez, eficiente y sostenible a nivel ecológico y humano. Existen por ejemplo proyectos en Fab Lab de Perú y de Innoleap en Ecuador quienes utilizan una impresora 3D para construir maquinas de hilar y máquinas para tejer que pueden mejorar los procesos de fabricación de ropa.

Tintes naturales en Chinchero. Fuente: https://nunezreveco.com/olympus-digital-camera-221/


Sin embargo, como nos lo recuerda bien Ester Xicota, incluso si utilizamos todo los procesos sostenibles y naturales tradicionales al ritmo del mercado actual no podrá ser sostenible. Se deberán talar bosques, ampliar los cultivos de algodón, industrializar la producción de teñidos naturales, etc. No necesitamos un cambio tecnológico, sino que se debe generar un cambio de paradigma en la forma de consumir la moda.

Por el lado social, las comunidades originarias del Perú podrán salir beneficiadas por la transformación del mercado de la moda en Perú. La moda circular (y por consiguiente local) y originaria recurriría a mayor mano de obra en todas las etapas de la producción, desde el cultivo de la fibra o producción de lana hasta el tejido. El Centro de Textiles Tradicionales del Cusco observa en las comunidades andinas con las cuales trabaja que los jóvenes se avergüenzan de su ropa y diseños tradicionales y es una de las razones para abandonar el trabajo en el sector textil tradicional. Así que la consideración y valorización de los saberes y conocimientos tradicionales por la sociedad peruana permitiría a las comunidades originarias aumentar su dignidad como pueblo y sentirse orgulloso de su trabajo.

Adicionalmente, los beneficios sociales estarían enfocados en el fortalecimiento de la mujer y puede ser una buena forma para mitigar la cultura machista. Es verdad que el sector de la moda en general y el sector del textil tradicional en particular son lideradas por mujeres. A través de proyectos de moda circular que incluyen y empoderan a las comunidades originarias, las mujeres se verían fortalecidas y tendrían una valoración de su imagen personal, en su comunidad y la sociedad en general.

Finalmente, la economía local y de las comunidades se verían así beneficiadas, se podrá mejorar la autonomía económica de las mujeres y de sus comunidades. Una mayor autonomía les permitiría también ser más resilientes frente a programas sociales nacionales, internacionales, o del turismo.

Los cambios de perspectivas que ofrecen la moda circular originaria en Perú


El paso para la implementación de este plan pasará por varios obstáculos que necesitamos tener en mente para la elaboración de una estrategia más eficiente.

Elaboración propia
Elaboración propia

Varias de las personas entrevistadas mencionaron de inmediato un obstáculo cultural desde los consumidores. El consumidor no necesariamente se interesa por el origen y como fue hecha la ropa que compra, mira solo lo estético y el precio. Griela Pérez de Las Polleras de Agus por su parte agrega en la etiqueta del vestido tiene una pequeña descripción del tejedor quién hizo la ropa. La AMSP (Asociación de Moda Sostenible del Perú) por su parte organiza el Foro de Moda Sostenible anualmente y los Fashion Cafe que reúnen a las personas que quieren conocer más de moda sostenible. Adicionalmente, como bien lo dice la diseñadora Anabel de La Cruz, se necesita concientizar mucho más a los consumidores, contarles la historia detrás de la prenda, la cultura que representa, las técnicas que se utilizan, los diseños, los colores. Se debería orientar su gasto en moda hacia menos ropa pero de mejor calidad que podrían utilizar más tiempo.

Sin embargo, el consumidor no quiere necesariamente que su ropa le cuenta unas cosmovisiones con las cuales no necesariamente se identifica, que pertenecen a las comunidades originarias. Así que se necesita encontrar un punto intermedio entre las comunidades tejedoras del Perú y sus consumidores finales. Pueden ayudar a contar historias del mundo urbano, por ejemplo, ayudándose con técnicas y iconografías tradicionales.

Los diseñadores pueden ser el puente entre los consumidores y las comunidades. La profesora Vania Tafur utiliza la palabra “articulador” para calificar el rol que deberían tomar los diseñadores peruanos. Por su parte la diseñadora Anabel de La Cruz va más allá del textil y de la moda, viendo la moda de una manera interdisciplinaria, no solo estética y comercial, sino también desde una visión antropológica. Es sumergirse en la comunidad, entender su cosmovisión, su simbología y construir junto con ellas una colección para ellas y solamente luego adaptarla para que sea más comercial. Así que es importante para los diseñadores peruanos mirar hacia dentro de su país, aprovechar la riqueza de la tradición en cuanto a vestuario cultural del Perú y dejar de mirar Europa o EEUU.

Sin embargo, existe una desconfianza mutua, entre las ciudades y el campo, resultado de centenares de años de colonización, explotación, racismo, olvido y ignorancia mutua. Chio Lecca tiene por ejemplo programas para profundizar más la cultura andina del textil a través de su Creativity Lodge ubicado en el Valle Sagrado. No obstante, no se debe caer en una lógica de dominación y de apropiación cultural por parte de los diseñadores y del sector de la moda, sino realmente tener una relación de reciprocidad y de horizontalidad con las comunidades originarias. En este sentido los diseñadores también necesitan ser capacitados para entender mejor la cultura textil tradicional (más allá de verla solo como artesanía), saber relacionarse con las comunidades originarias del Perú para ser inspirados por sus raíces y su entorno social.

Volviendo a la base de la cadena de creación, las comunidades tejedoras deben también adaptarse para encontrar oportunidades de proyectos. Obviamente, no deben adaptarse a la industria de moda actual que tienen objetivos a los antípodas de su cultura. Sin embargo, la moda circular vinculada a su cultura podría funcionar. Las experiencias de negocio que me han compartido diferentes diseñadoras resaltaron la necesidad para la comunidades mejorar la educación, la autonomía personal y colectiva, así que el orgullo por lo que son, por sus raíces. A veces existen necesidades de capacitaciones puramente técnicas y a veces para manejar un negocio multidimensional. En este aspecto, el Estado peruano debe actuar de manera activa en apoyo de las mujeres y jóvenes de las comunidades originarias, viendo así un futuro posible para ellos en el sector del textil y en su lugar de vida.

Adicionalmente la moda circular originaria necesita un marco legislativo propicio para poder desarrollarse más fácilmente y no depender únicamente de proyectos llevados por individuos muy motivados e inspirados. Se debe de una cierta manera orientar las buenas prácticas sociales y ambientales de la moda circular y sostenible frente a la falta de ética de la moda originaria. Tener un Estado activo es también dejar que el Perú sea únicamente exportador de recursos primarios. El sector del textil exporta masivamente lana de alpaca, la producción siendo cooptada por pocas empresas de exportación del producto primarios o semi procesados (hilados). La presión en los precios que ponen las grandes potencias internacionales (en primer lugar EEUU y China) ponen fuera del mercado los actores nacionales. Así una diseñadora como Griela Peréz me mencionó que no utiliza la lana de alpaca porque es demasiada costosa. El Estado debe también apoyar iniciativas desde la investigación en el desarrollo productivo que mejoran los procesos tradicionales en cuanto al teñido, al hilado y tejido. Una mejoría de los conocimientos y procesos de teñido natural por ejemplo podría abaratar el precio final.

En conclusión, Perú y su región andina y amazónica son fuentes de inspiración ilimitadas para el sector de la moda. La riqueza de las culturas de las comunidades originarias no fue totalmente absorbida por la cultura occidental dominante y hay que rescatar e inspirarse de sus cosmovisiones para enfrentar los retos actuales y futuros. No significa que todo el sector de la moda peruana debe ser pensada solamente a través de lo tradicional, sino que puede representar un sector valioso si nos damos las posibilidades en apoyar a las personas ya comprometidas con este sector. Lo que si es necesario para la moda peruana (y del resto del mundo) es cambiar de paradigma y transformar su industria, de una industria totalmente nociva para el medioambiente y la sociedad, a un sector que vuelva a inspirar y empoderar la sociedad y su gente. La moda ha muerto con su industrialización masiva y debe volver a nacer con su gente.

FUENTES

Aglaia Gomez, (2019), ¿Qué es moda sostenible y qué es moda circular?, Seampedia, URL: https://www.seampedia.com/sostenibilidad-y-moda-circular/

Alexandra d’Imperio, (2017), Pourquoi la mode… fait déborder nos placards ?, Troisième Baobab, URL: https://troisiemebaobab.com/3-6-pourquoi-la-mode-fait-d%C3%A9border-nos-placards-psychologie-business-6850b348fc2f

El Economista, (2019), La industria de la moda es la segunda más contaminante del mundo: confeccionar unos vaqueros son 7.500 litros de agua,URL: https://www.eleconomista.es/economia/noticias/10158909/10/19/La-industria-de-la-moda-es-la-segunda-mas-contaminante-del-mundo-confeccionar-unos-vaqueros-gasta-7500-litros-de-agua.html

Entrevista con Albert Gomas, experto en textil andino, realizada el 19 de Septiembre del 2019

Entrevista con Anabel de La Cruz, diseñadora de moda, realizada el 20 de Diciembre del 2019

Entrevista con el Centro de Textiles Tradicionales del Cusco, realizada el 4 de Octubre del 2019

Entrevista con Ester Xicota, consultora en innovación sostenible especializada en la industria de la moda, realizada el 18 Octubre del 2019.

Entrevista con Griela Pérez, diseñadora y gerente de Las Polleras de Agus, realizada el 4 de Diciembre del 2019

Entrevista con Vania Tafur, profesorade diseño en Chio Lecca, realizada el 30 de Septiembre 2019

Entrevista con Yurac Fiedler, diseñadora y gerente de Qaytu, realizada el 13 de Noviembre del 2019

Ester Xicota, (2014), ¡Me muero por este polo!, URL: https://www.esterxicota.com/rana-plaza-fashion-revolution/

Ester Xicota, (2018), El impacto del cambio climático en el cultivo de algodón, URL: https://www.esterxicota.com/cambio-climatico-moda-sostenible-algodon/

Ester Xicota, (2018), La moda circular es más que reciclaje, URL: https://www.esterxicota.com/moda-circular-mas-que-reciclaje/

Ester Xicota, (2018), Uzbekistán avanza para eliminar la esclavitud en los campos de algodón, URL: https://www.esterxicota.com/uzbekistan-algodon-esclavitud/

Gabriela Farias Iribarren, (2019), Moda sostenible es moda circular, URL: https://gabrielfariasiribarren.com/moda-sostenible-es-moda-circular/

Perú info, Exportación de fibra de alpaca, URL: https://peru.info/es-pe/comercio-exterior/noticias/7/32/peru–mayor-productor-y-exportador-de-fibra-de-alpaca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *